Implantes Penianos, Importancia y Beneficios

La Disfunción Sexual Erectil (dificultad para lograr o mantener una erección apta para la penetración) es una enfermedad muy frecuente, la padece el 52 % de la población masculina sexualmente activa ( 1 de cada dos varones presenta problemas erectiles).

Actualmene disponemos de distintos tratamientos para mejorar o recuperar la erección. Los tratamientos de 1 ra línea son farmacológicos (píldoras, drogas inyectables vasoactivas). Cuando el paciente no responde al tratamiento farmacológico, o presenta una respuesta deficiente, se recurre a la cirugía de implantes penianos.

Un implante Peniano es un dispositivo funcional que el paciente maneja para obtener una erección más que satisfactoria para una relación sexual plena. Este dispositivo se coloca con una cirugía mínima, es totalmente interno y disimulable y se logra una erección optima, sin perder la sensibilidad ni el orgasmo.

Un implante peniano es similar, externamente, a un implante mamario (textura, materiales de cobertura de alta biocompatibilidad), solo que internamente dispone de mecanismos seguros para volverse rígido a voluntad del paciente (hidráulicos por ejemplo), obtener la erección, llevar a cabo una relación altamente satisfactoria para la pareja y para el mismo y luego recuperar la flaccidez, también a voluntad, para llevar una vida normal.

Se coloca con una intervención mínima y se necesita una recuperación post-operatoria de aproximadamente 4-5 semanas para poder utilizarlo. A diferencia de los implantes mamarios, a estos implantes habitualmente no hace falta recambiarlos.

Las estadísticas indican que el 94.8% de los varones con implantes están altamente satisfechos con su elección.

Ventajas del implante:

  • Índice de satisfacción alto. Eficiencia del 100% para obtener una erección.
  • Tratamiento discreto para la disfunción eréctil (su pareja no lo notara, a menos que Ud. se lo cuente).
  • Cirugía mínimamente invasiva y tiempos de recuperación mínimos.
  • Índice de infecciones casi nulo (actualmente los implantes vienen recubiertos de antibióticos para evitar infecciones en el post-operatorio.
  • Biocompatibilidad del implante.
  • Calidad internacional certificada de mateiales

La intervención es muy sencilla: el implante se coloca a través de una mínima incisión de dos a tres centímetros en la unión entre el pene y el escroto. En una hora el paciente está operado y a los pocos días puede reanudar su vida sexual sin ningún problema.

El deseo sexual, la sensibilidad peniana y el orgasmo y eyaculación son totalmente normales y naturales